jueves, 27 de noviembre de 2008

¡Qué espíen ellas!

Siguiendo mi inveterada costumbre de meterme en camisas de once varas...me tiro el folio {mode risoconspiranoia on} con el tema del espionaje.
A ustedes este asunto puede parecerles una cuestión baladí. A servidor, después de una copiosa comida regada con un pesquera cosechero y rematada con sendos chupitos de orujo de hierbas, me tiene en plan Sastre de Panamá, hilvanando chorradas cuasi enfebrecido ;-)

En la portada de "El País" del domingo pasado hablaban claramente de una soterrada lucha por el poder dentro de los Servicios Secretos españoles. Al parecer, la cosa se ha solventado con el cese de uno de los dos coroneles que pugnaban entre si por asumir más competencias o parcelas de poder dentro de la casa [es la melodía que nos venden, pónganle sordina al gusto].

Mientras el supraorganismo del espionaje estadounidense se dedica a pronosticar, style Rappel, el panorama mundial a veinte años vista y a certificar el declive -lento pero inexorable- del poderío de su imperio, nuestros muchachos se entretienen enzarzados en peleas de patio de colegio o de patio de armas, que para el caso es lo mismo.
Creo que fue Groucho quien hizo notar el tremendo oxímoron que suponen los términos Inteligencia Militar.

Al ver la noticia he recordado unos reportajes recientes, en ese mismo diario, sobre el ascenso de dos mujeres (la número dos y la directora gral. que ha relevado al coronel de marras) en el escalafón del centro y su aparición por primera vez ante la opinión pública.
Se van a enterar de lo que vale un peine, ahora si que vamos a chanar en esto del espionaje.
Hay que ir promocionando a esas mujeres. Nada que ver con las aburridas cuotas ein. Venga chicas ¡¡Podemos!!

¡Basta ya de Coroneles Perotes, grandotes, machotes!
Será una bobada, pero es que me los imagino en un garito de Tiflis, Beirut o de Herat viendo la final de la Davis y cantando a grito pelao...Yo soy español, español, español ¡hey! contraviniendo cualquier mínima norma de seguridad.

Si fueran un poco listos, nuestros gobernantes dejarían la Inteligencia en manos de quién nunca debió perder su control: la población civil, y más concretamente de su componente femenino. Sí señores, reconozcámoslo, las mujeres están mucho más dotadas que nosotros para estos cometidos, ondevaaparar. Déjenlas asumir responsabilidades en la materia, ¡qué espíen ellas! ya verán que diferencia.
Muchas ya vienen fogueadas. Por todos es conocido el Servicio de Información Marujas sin fronteras , el famoso SIMAJA, muy valorado por la comunidad internacional de inteligencia, envidiado y admirado por sus grandes logros pese a contar con presupuestos reducidos, escasos fondos reservados, y un régimen de incompatibilidades inaudito pero dado por bueno socialmente.

Su fuerza radica -a diferencia del resto de servicios de información, exceptuando al del Vaticano- en el capital humano, en su dominio del análisis elaborado merced a informaciones recolectadas vía oral e in situ por su amplísima red de antenas y eficaces colaboradoras.
Bien clarito lo tenía el escritor y agente Graham Greene : "el factor humano" es determinante.
La mayoría de los servicios secretos punteros están mucho más volcados en los despliegues tecnológicos, la utilización de satélites o el seguimiento del ciberespacio y así les va, hostia tras hostia.
Por contra, el SIMAJA atraviesa perpendicular la sociedad, va sembrando ojos y oídos en todos sus segmentos, al tiempo que posiciona agentes durmientes prestas a activarse al menor indicio y dispone de vínculos transnacionales.
Cuentan con la ventaja de la transversalidad en su acción social, sus diferencias ideológicas no suponen ningún problema, tanto despliegan las antenas y/o tanto dan a la sin hueso las de derechas como las de izquierdas. En aras del pragmatismo van todas a una, con el consiguiente éxito en sus operaciones.

De los 3.100 agentes con que cuenta nuestro espionaje ¿cuántas son mujeres?
Queremos de saber.Image Hosted by ImageShack.us
Me consta que de haber tenido medios a su alcance, alguna que yo me sé, hubiera sido capaz uff... que les diría yo, por ejemplo de atraer al mismísimo Txeroki al chat de ligue en el IRC, o de destapar las presuntas conexiones mafiosas de algunos mandamases de Lukoil, gastando lo mínimo, unos vodkas con limón en alguna discoteca de la Costa del Sol {mode risoconspiranoia off}.

¿Qué suena a chufla? Vale, concedido, pero siempre hay que exagerar un poco por las mermas que dirían los fruteros.


Pd.- Señores espías, si lo precisan y tienen a bien invitarnos a su sede, mi señora madre imparte una conferencia sobre como implementar esta red de redes que cágate lorito, yo me limito a poner las transparencias, ¿ok? Luego si les va mal no se quejen, que así se las ponían a Felipe II.

2 comentarios:

Freia dijo...

¡JAJAJAJAJA!

Se supone que debería haberme enfadado (por aquello de la conciencia de sexo) pero tengo que confesar que me he reído mucho, especialmente con lo de los fondos reservados...juas, juas.
¡VIVA EL SIMAJA!
Besos y abrazos

alucinao dijo...

Freia, no ha lugar a mosqueo que el post es totalmente laudatorio... Sí Maja... y para nada tiene afán peyorativo ein.
Incluso en la posdata hago mención a mi madre como posible monitora. ;-)

¡Y que viva muchos años!

MuaKiss.

Publicar un comentario

Sed Bienvenidos-as.

Ya que has llegado hasta aquí, ¡no te cortes! mueve tus caderas o tus teclas y deja un comentario.

Muchas gracias. ;-)

Related 
Posts with Thumbnails
 
Ir Arriba